El ejercicio, el frio y la motivacion

Y llego la época fría, que rico levantarse un poco mas tarde o llegar a casa y acostarse acompañado de una buena taza de chocolate bien calientito y tal vez un pedacito de pan, mmm… cuidado no pare de hacer ejercicio no se ponga a hibernar. Seguir con nuestra rutina de ejercicio a pesar de que el clima sea frío, tiene muchas ventajas, el ejercicio puede ayudar a olvidar la tristeza típica de los climas fríos, además de que aumenta el nivel de energía y ayuda a dormir mejor.  No hay por que dejar de hacer ejercicio por que el clima cambio, solo hay que hacer algunos ajustes, como:

Vestirnos en capas. Ponernos ropa pegada al cuerpo debajo de la ropa habitual para mantener el calor, lo único que debe cuidar es que esta primera capa no sea de algodón porque retiene la humedad y puede mantenerlo húmedo al empezar a sudar y la ultima capa de ropa gruesa y aislante la cual se puede retirar al entrar a un ambiente mas calido.

Proteger las extremidades. Use guantes para las manos y calcetines de lana o polipropileno en los pies, para mantenerlos alejados de la humedad. Es imprescindible proteger la cabeza y si hace mucho frío, las orejas también.

Hacer calentamiento, durante unos 15 minutos al iniciar

Respirar por la nariz.

Entre más frío haga, más lento debe ser el ejercicio.

Hidratarnos igual que en verano y cualquier estación.

Al terminar, hay que retirar la ropa que utilizamos y tomar un buen baño caliente.

Si le preocupa enfermarse por el frío, el ejercicio lo va a fortalecer.

Una pregunta  común es si existe alguna diferencia en la adaptación al ejercicio entre hombres y mujeres, una respuesta podría ser que la condición física y la aclimatación parecen influir más en la respuesta termorreguladora al ejercicio físico que las diferencias biológicas en ambos sexos. Aunque existen diferencias claras entre ambos. La constitución del cuerpo de la mujer es diferente a la del cuerpo de un hombre; la mujer tiene una mayor distribución de la grasa en glúteos, mamas, caderas y parte superior de los muslos, por la acción de los estrógenos, que también provocan un crecimiento de los huesos más precoz y un fin del desarrollo más temprano además de ciertos factores anatómicos que marcan diferencias, como el tamaño del corazón que establece  una diferencia en la resistencia aeróbica, la forma de los huesos que marca una limitación al trabajo con cargas por tener una armazón mas ligera, la diferencia del centro de gravedad, lo que da una ventaja ya que al estar mas bajo provee una mayor estabilidad. La mujer tiene menor capacidad de producción de calor, pero, por otro lado, su mayor porcentaje de grasa subcutánea le confiere un mayor aislamiento, lo que contrarrestaría en parte el defecto anterior. La relación superficie corporal/peso corporal es mayor en la mujer y esto implica que puede perder o ganar calor más rápidamente. Presenta igual tolerancia al calor y al frío en ejercicio para igual intensidad relativa (aunque suda menos) e igual capacidad en altura; en definitiva, una mayor resistencia orgánica (general, al frío, calor, dolor…).

Por todo lo anterior, siga haciendo ejercicio y no busque pretextos, aprenda a disfrutarlo y hágalo parte de su estilo de vida.

 

Tags: , ,

Deja tu comentario:

   (campo requerido)

   (campo requerido)


Desarrollado por:

Regilete Network Regilete Network